El nacimiento de la Báb y el Nacimiento de Bahá'u'lláh son dos de los nueve días sagrados bahá'ís que se conmemoran durante todo el año. Los bahá'ís, junto con sus amigos y familiares celebraron estos dos días santos en Barcelona y otras muchas comunidades de España con programas devocionales y reflexiones sobre las vidas y enseñanzas del Bab y de Bahá'u'lláh

Este es el primer año en que los bahá’ís de todo el mundo han celebrado dos de sus más importantes festividades en días consecutivos,  el 13 y 14 de noviembre. El primer día conmemora el nacimiento de Báb, el Heraldo de la Fe bahá’í, y el segundo, el nacimiento de Bahá’u’lláh, el Fundador de la Fe Bahá’í.

Los bahá’ís en los países occidentales habían estado conmemorando hasta ahora estos dos días festivos de acuerdo con el calendario gregoriano. Conforme al progresivo y gradual desenvolvimiento de las enseñanzas bahá’ís, este año el consejo supremo de gobierno de la Fe bahá’í, la Casa Universal de Justicia, inauguró la implementación común en todo el mundo del calendario bahá’í, también conocido como calendario Badi.

El Báb y Bahá’u’lláh nacieron en días consecutivos en el mismo mes del calendario lunar, aunque en diferentes años, el Báb, en 1819, y  Bahá’u’lláh en 1817. De acuerdo con las disposiciones ahora establecidas con respecto al calendario Badi, se han combinado principalmente las  características del calendario solar con algunos elementos del lunar, y estos dos días sagrados bahá’ís se celebrarán a partir de ahora en días consecutivos en todo el mundo. Como la fijación de estos dos días festivos en el calendario Badi se relaciona con el ciclo lunar, los días se desplazarán dentro del calendario gregoriano. En el año 2016, se celebrarán los días 1 y 2 de noviembre.

La Fe Bahá’í es una religión monoteísta  fundada por Bahá’u’lláh, cuyo eje fundamental tiene que ver con la unidad de la familia humana: «Aquel que es vuestro Señor, el Todo Misericordioso, abriga en su corazón el deseo de contemplar a toda la raza humana como una sola alma y un solo cuerpo”. Los bahá’ís consideran al Báb y a Bahá’u’lláh como los más recientes de una línea de Mensajeros Divinos que incluye a Krishna, Buda, Moisés, Cristo y Mahoma. Estos Mensajeros de Dios proporcionan educación para los pueblos del mundo y ayudan a hacer avanzar la capacidad espiritual, intelectual y moral de la humanidad.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad